Permacultura, ecoloxía, movimientos sociales, contrainformación, dreitos del home, cultura y muito más visto desde un pequeiñu güertu de Senabria sobre os llizaces del mundu rural, indixenista, llibertariu y ancestral
Permacultura, ecologìa, movimientos sociales, contrainformaciòn, derechos humanos, cultura y mucho màs visto desde un pequeño huerto de Sanabria sobre las bases del mundo rural, indigenista, libertario y ancestral

No nos vamos de los pueblos, nos echan



Los pueblos siempre fueron economías autosuficientes, pero la introducción del monocultivo los ha hecho dependientes de las ciudades, donde comprar sus productos y fijan los precios de lo que en el campo se genera. En la actualidad, existe un conflicto fundamental entre valores urbanos capitalistas que utilizan el dinero como su medio de circulación vital y los valores rurales tradicionales que tienen a la vida y a las habilidades humanas como su moneda básica. Lógicamente, cuando el valor “vida” es reemplazado por el valor “dinero”, el mundo rural sufre y se vuelve más pobre, ya que su propia vida muere de facto. 
En este contexto comienza la emigración del campo a la ciudad y las personas que se quedan en el pueblo desprecian lo que tiene y comienza el autodio hacía sus costumbres y sabiduría popular.


Daniel Boyano Sotillo

Un abanico de colores

Paseando una tarde de otoño entre los carballos y los castaños del bosque que rodea mi pueblo, observando toda la diversidad de mi alrededor, los diferentes faleitos, las setas multicolores, boletus, cucurriles y senderuelas y apañando alguna que otra castaña, empecé a tomar conciencia de los ruidos de los pájaros, las huellas de los corzos, desechos de zorros y otras alimañas, arañas, moscas, y multitud de pequeños seres vivos que habitan en este mundo. Entonces, en ese momento, recordé una conversación con mi abuela muchos años atrás. Esa abuela que me enseñó a ver con ojos de niño todo a pesar de la edad, aquella que me reñía cuando me engarrapitaba a las manzanales. Aquella que me enseñó tantas cosas y a la que echo tanto de menos.
Volvíamos mi hermano pequeño y yo del colegio. El menda, cabreado, cabizbajo porque me había engarriao con un chico de la Puebla con el que no me entendía, y para colmo la profesora nos castigó con un feixe de tareas. Llovía y hacía frío. Mis pies se habían quedado sin dedos y mi hermano pequeño no hacía más que molestarme. Todo me parecía horrible. Al llegar a casa me encontré con mi abuela que notó mi estado de ánimo a la legua. Pero ella sabía cómo hacerme olvidar un pésimo día.
“-Si pudieras elegir un objeto mágico, ¿cuál elegiríais? Un objeto que no pudiese hacer maldades, ni marumacas, que hiciese el mundo más bonito y bello. Pero que siguiese manteniendo su función. - Este era el tipo de preguntas que solía hacer mi abuela, preguntas que te hacían pensar y pensar.
-Un objeto como… ¿una varita mágica?- dijo el argabuyo de mi hermano.
-Sí, pero ¿qué es lo que hace una varita que no es mágica? Yo me refiero a algo como una olla que si no es mágica en ella hacemos la comida y si es mágica nunca se acaba esa comida y así podríamos alimentar a todos los embruyos y rapaces del mundo. – Continuó mi abuela.
-Ja, ja, ja, seguro que al ver tanta comida alguno se engullipa.
-Una escoba,- salté yo- una escoba con la que limpiar todas las cosas malas del mundo. Limpiaría el colegio, el frío, mis dedos congelados. Limpiaría al Sebastián, que por su culpa me han “castigao”.
-Sí, está muy bien, porque entonces con esa escoba también podrías barrer el egoísmo, la maldad, la contaminación…pero entonces también barrerías las flores, la nieve, las parvuletas…
-¿Sabéis qué elegiría yo?- volvió a preguntar la abuela- Yo elegiría un abanico. Un abanico en el que cada vez que abanicase creara vida bella. Un abanico en el que pensara “colores”, y en cada ráfaga de aire se creara el rojo, el amarillo,
el azul y el violeta. O cuando dijera, árboles, creara los humeiros, escanfreixos, el sabugueiro y otros mil que poblasen la tierra de verdor. Un abanico que creara música con cada movimiento. Que creara a Bach, a los Rolling, a Camarón, a Julio Prada. Un abanico con el que poder crear mil razas de hombres; blancos, negros, chinos, indios.
-Sí, sí, pero también azules y con cuatro brazos, con antenas, con pezuñas o monstruos suaves y peludos que fuesen nuestros amigos, y a los alienígenas y miles de talanqueiras. –Interrumpió mi hermano.
-Un abanico que creara alegría, paz, felicidad, armonía y todas las cosas buenas y dulces que hay en la vida.
-Pero abuela, todo eso ya está inventado, bueno casi todo que los hombres azules y los monstruos de mi hermano no están inventados.
Entonces, ella cerró los ojos, sonrió con una sonrisa llena de tristeza y suspiró. Así permaneció durante lo que a mi hermano y a mí nos pareció una eternidad, pero sabíamos que no debíamos interrumpir sus pensamientos, pues algo importante estaba a punto de decirnos.
-Acordaos. El ser humano va cambiando, evoluciona y junto a él va cambiando el paisaje, el clima, las costumbres. En mi vida he ido observando como poco a poco se va destruyendo los bosques, los polos, las relaciones humanas y otras cosas bellas. La tecnología nos invade y la soledad nos rodea. Desgraciadamente, llegará el día en el que os acordéis de mi abanico de colores.”
Aquella tarde de otoño volví a recordar a mi abuela y a su abanico. Es cierto que dentro de nuestro paraíso, seguía habiendo vida. Miles de vidas diminutas y maravillosas. Miles de emociones que hacían que viese a mi abuela abanicando y nombrando cada árbol, cada animal, cada aroma. Pero me entristecía pensar que el abanico de mi abuela se había quedado en esos rincones. Al volver a mi ciudad empecé a ver las fábricas que echaban humos, los coches, los atascos, los gruñidos… y desee que mi abuela siguiese abanicando tras mis pasos, con sus mejores deseos e imaginación mientras yo con mi escoba barría aquella deshumanización.

María Almaraz García

HISTORIA DEL ABUELO



Eran tiempos de María Castaña cuando ocurrió esta historia, fue eiquí pero pudo ser ende.
En una noche de invierno fría, muy fría, vadía Juan Alpargata a casa de una touza que tenía en el souto de Piniella. Cuando agotado por el cansancio, antes de chegar a casa, decidió hacer un alto en el camino por la zambrea de trabajar que se había dado durante todo el día, haciendo teinadas de leña y después cargándolas sobre su llombo una tras otra, desde la touza al pueblo y del pueblo a la touza, así hasta que el sol transculó por el horizonte.
Aspacio espurrió en el suelo la treixa que amarraba la leña y velando al cielo, enguerriado con su triste vida. Ya no era un catonino, ni un mozo sino un anciano y más pobre que su nombre pues cada día en su moral solo había un taco de xixa, un zoquete que no llegaba a un fulincho del que ahora solo quedaban mollegas, una barrila de agua casi vacía.
Velando fijamente a la luna llena, que iluminaba los campos y los caminos de los paceiros, con desesperación en voz alta se fungaba sobre su larga y dura vida, pidiendo tan solo un deseo:
-¡Luna, vadem y trágame!
La luna lo veló con detenimiento, escudiñando hasta su última engurria de su cara, los pocos canteiros que le quedaban, su farraposa vestimenta y apiadándose de él, bajó y se lo llevó.
Desde entonces, cada vez que hay luna llena si velamos al cielo podemos ver la sombra abangada del tío Juan Alpargata y el haz de leña que portaba esgurrifada en los cráteres de la luna


José Montoro, 
Bisabuelo Hnos. Bella Fernández
Mª Cruz Fernández Montoro.

Proyecto El Huerto del Pozo - Namasté


Apoya a las escuelas rurales indias y nepalís comprando postales, llaveros, monederos, camisetas, telas...
Participa en la segunda campaña de entrega de material escolar en escuelas indias y nepalís haciendo una pequeña donación a cambio de postales.












Pegatinas de Senabria para tu coche


YA ESTÁN DISPONIBLES LAS PEGATINAS DE SENABRIA CON LA FLOR HEXAPETAL QUE ENCONTRAMOS EN MUCHAS CASAS SANABRESAS Y POR SUPUESTO EN LOS CARROS QUE ANTOÑO CIRCULABAN POR NUESTRAS CALLES. NO HAY QUE OLVIDAR QUE ESTE SÍMBOLO PROBABLEMENTE SEA EL MÁS ANTIGUO DE NUESTRA COMARCA CON MÁS DE 3000 AÑOS DE HISTORIA:

MÁS INFORMACIÓN SENABRIA CELTA

Regresan los Visparros de Puebla de Sanabria

Después de la larga noche de casi 100 años de ausencia despiertan los visparros de los barrios de Candanedo y la Veracruz en Puebla de Sanabria.

¡ PRONTO EN NUESTRAS CALLES !



Los visparros de La Viella (como era conocido Puebla de Sanabria), tenían el mismo comportamiento que los de los pueblos vecinos de Vigo de Sanabria y San Martín de Castañeda, es decir, correr detrás de la gente y por las casas pidiendo el aguinaldo y castigando al que no lo ofreciera. Con lo recaudado se hacían comidas comunitarias y reparto entre familias escasas de recursos en los barrios labregos de la Veracruz y Candanedo, donde la agricultura de autosuficiencia  era la actividad principal.
Aunque hay que resaltar que la apariencia del traje es asemeja más a los vecinos pueblos de La Raya portuguesa como Rio de Onor, a excepción de la máscara, que en Puebla era de tela.

V ENCUENTRO RURALIDAD VIVA 2016


PROGRAMA DEL V ENCUENTRO:

16:00 APERTURA

16:05 - 16: 30 COOPERATIVISMO EN SANABRIA Y COMARCAS ALEDAÑAS: PASADO, PRESENTE Y FUTURO

16:30 - 18:00  PROYECTOS DE PERMACULTURA Y AGRICULTURA ECOLÓGICA EN SANABRIA Y COMARCAS VECINAS. CONTAREMOS CON LAS Y LOS COMPAÑEROS DE:

-CAMINO VERDE: http://www.caminoverde.es/

-María: Agricultura Biodinámica en Robledo de Sanabria.

-Associação Portuguesa de Tracção
Animal: https://www.facebook.com/AptranAssociacaoPortuguesaDeTraccaoAnimal/?fref=ts&__mref=message_bubble

-Quinta das Ervadas (Apicultura Ecológica) : https://www.facebook.com/quintadaservadas/

18:00 19:00 LENGUA MATERNA. POEMARIO DE ABEL APARICIO: ALBORADAS EN LOS ZURRONES DEL PASTOR. INICIATIVAS DE DIGNIFICACIÓN DE NUESTRA LENGUA MATERNA EN SANABRIA Y COMARCAS VECINAS.

Literatura de raíz. Concha López Llamas.

19:00 - 20:00 ESPACIO FORO DEBATE


AL FINALIZAR EL ENCUENTRO NOS TRASLADAREMOS AL XII FESTIVAL FOLK-ROCK NAS PORTELAS DE LUBIÁN DONDE ACTUARAN GABRIEL CALVO Y LA FABULOSA RETAHILA + CARLOS NÚÑEZ + BIRIBIRLOCKE.



TODAS LAS ACTIVIDADES SON LIBRES Y GRATUITAS

¿Qué ye’l montañismu?

El montañismu podía definise como’l conxuntu d’habilidaes, conocimientos y técniques necesaries p’algamar l’oxetivu d’encumar un monte. Davezu trátase como un deporte más, pero históricamente caltién un componente d’aventura y esploración que fai que tienda hacia una forma de vida más qu’a un puru deporte.
D’esta miente, surden munches actividaes al rodiu’l monte, toes elles distintes, pero al empar iguales, ya que tienen un puntu en común: el terrén de xuegu nes que se practiquen… el monte.


1- Alpinismu

L’alpinismu tien los sos oríxenes nos Alpes, grandes montes y técnicamente difíciles, pasando depués a ser un términu usáu pa xeres montañeres que superen enforma les ascensiones a pie de monte. Los preseos necesarios p’algamar los nuesos oxetivos y el deprendimientu técnicu que lleva, faen qu’esta modalidá tea más averada al entornu de la escalada qu’al propiu montañismu.
Si aplicamos el términu alpinismu a otros llugares del mundiu, pasaremos d’altores de cuatro mil metros a los siete mil del Andinismu y al nomáu “ochomilismu” del Himalaya, onde s‘algamen les mayores fazañes históriques del montañismu.






2- Senderismu

Actividá montañera, que se dedica a percorrer caminos ensin que les rutes presenten escesives dificultaes técniques, loxístiques nin d’orientación. Suelen facese sobre siendes abalizaes previamente, desendolcándose na mayor parte de los casos nun día de marcha.
Hai dos tipos de siendes abalizaes: de gran percorríu, con distancies mayores de 50 km polo xeneral, señalizaes con marques colloraes y blanques; y de percorríu curtiu, con menos distancia y marques marielles y blanques.
La combinación de cenciellos trayectos con intereses culturales, paisaxísticos, históricos y mesmo gastronómicos, ficieron espoxigar esti tipu d’actividá al aire llibre, dotando d’importancia turística a pequeños pueblos y llugares desconocíos.







Paseando con Marcos Rodríguez Pantoja, el hijo de los lobos

Caminar es en sí mismo el acto voluntario más parecido a los ritmos involuntarios del cuerpo, a la respiración y al latido del corazón, y más si se hace en compañía del hijo de los lobos, Marcos Rodríguez Pantoja ya que el conforma el ideal de vida que consiste en conjugar la excelencia con la humildad y discreción.

Caminar y escalar supone la máxima adaptación a las rugosidades de la superficie del planeta, del terreno. Con agilidad y con ciertas astucias o técnicas, consigues adaptarte al máximo a la Tierra. Es la adaptación más completa que puede haber, pues estás en consonancia con lo que solicita el terreno, con lo que pide el paisaje.

El caminar supone recorrer el paisaje, primero tenerlo delante, atravesarlo, y después tenerlo detrás. Caminar no es más que una adaptación activa. Fíjate en la cordialidad que se presenta al pasear al lado de un roble. Lo miras y lo admiras. Si estamos por otras historias, el roble puede significar un estorbo, un impedimento, o simplemente, ser inexistente para nosotros.


Caminar es la primera cosa que un niño quiere hacer y la última que una persona mayor desea renunciar. Caminar es el ejercicio que no necesita tener gimnasio. Es la prescripción sin medicina, el control de peso sin dieta, y el cosmético que no puede encontrarse en una farmacia. Es el tranquilizante sin pastillas, la terapia sin un psicoanalista, y el ocio que no cuesta un céntimo. Y además, no contamina, consume pocos recursos naturales y es altamente eficiente. Caminar es conveniente, no necesita equipamiento especial, es auto-regulable e intrínsecamente seguro. Caminar es tan natural como respirar.

Recuperación del Maio en Triufé de Sanabria

Debido a que hace más de medio siglo no se hacía en Triufé, el pasado 2016 hicimos de nuevo el maio y maia. Y para no ser menos este año celebraremos la colocación de la maia y el maio el 27 de abril de 2017.

La Festividad de los Maios, también conocida como Los Mayos simplemente o como Fiestas de Mayo, es una fiesta popular de orígenes ancestrales.



Esta celebración primaveral generalmente se hacía coincidir con el primer domingo de dicho mes y tenía antiguamente connotaciones rituales totémicas a la divinidad primaveral o de los árboles.
En su manifestación más habitual, la fiesta consiste en realizar diversas representaciones alrededor de un árbol o escultura, llamada maio o mayo, consistente en una armazón o esqueleto de palos o tablas que permanecía a la vista del vecindario todo el mes.
La celebración de las fiestas mayales es común en muchos países de Europa donde existen variantes similares de la misma festividad.


Los orígenes de las festividades actuales se remontan a las manifestaciones específicas de las civilizaciones romanas y prerromanas y La festividad celta de Beltane marcaba el inicio del verano pastoral cuando las rebaños de ganado eran llevados hacia los pastos de verano y las tierras de pasto de las montañas. De ahí la adoración de los fenómenos terrenales: tierra, mar y aire. Una de las principales actividades de la festividad consistía en encender antorchas en las montañas y colinas con rituales y significados políticos. La tradición estuvo presente en Roma, entre el culto a multitud de dioses. 


Los romanos también asimilaron esta tradición mayumea en honra de la llegada de la primavera y de las primeras flores del año, el día que corresponde con el actual primero de mayo. Y todo poblado romano tenía además de los dioses oficiales los propios autóctonos. En Hispania se adoraba la diosa Bona Dé, que no era otra que la diosa de la fertilidad Maia o Fauna en la mitología romana, con la que se celebraba la llegada de la primavera en unas fiestas que recibían el nombre de Floralia. Seguramente esta tradición sufrió variaciones con la llegada de la civilización árabe a los campos de Castilla, como la manifestación en cantos o rondas a la persona amada. Finalmente, el cristianismo asimiló multitud de fiestas paganas profesadas con anterioridad a su implantación en fiestas religiosas